Desde la central de operaciones de incendios Maqui1 de Talca, las autoridades regionales encabezadas por el delegado presidencial regional (S) Pablo Sepúlveda y el director regional de CONAF Maule, Luis Carrasco, revisaron estado actual de los incendios en combate y dieron cuenta del avance de la situación regional tras la declaración en el día de ayer de alerta amarilla regional por simultaneidad de ocurrencia de incendios forestales decretada por ONEMI.

Así lo explicó el delegado Sepúlveda quien se reunió además con el director regional de ONEMI, Carlos Bernales; el subcomisario de la PDI, Juan Carlos Moya, y el Seremi (S) de Agricultura, Luis Fernando Pinochet.

“Llevamos cerca de 1.500 hectáreas consumidas en esta temporada de incendios forestales y eso ha significado que esta última semana exista una simultaneidad importante de incendios en la región. Esta disposición de la alerta amarilla nos permite disponer de mayores recursos para poder atender esta emergencia”, indicó el delegado.

En ese sentido, el director de ONEMI precisó el alcance de esta declaración “se ha decretado alerta amarilla para 30 comunas de la Región del Maule en coordinación con la delegación presidencial regional del Maule, lo que nos da paso a que las coordinaciones de todo el sistema de protección civil sean más fluidas y más coordinadas, teniendo mayor acceso a recursos tanto regionales como nacionales si fuese necesario”.

Ambas autoridades llamaron a reforzar las medidas de prevención dadas las condiciones climáticas adversas por altas temperaturas y vegetación estresada por la sequía prolongada que afecta a la región.

Incendio Forestal La Aguada

A la fecha, en la región del Maule, han ocurrido 496 incendios que han afectado más de 1.590 hectáreas; sin embargo de ese total, solo el incendio de La Aguada de Sagrada Familia explica 500 hectáreas, siendo el primero de gran magnitud de la temporada. El director de CONAF Maule, detalló los recursos que se han destinado al combate del siniestro que está activo desde el viernes 28 de enero.

Estamos con 10 brigadas de operación terrestre, 3 helicópteros de CONAF de recursos regionales, más un helicóptero de nivel central que es el Chinook y dos aviones AT, brigada mecanizada y otros recursos y profesionales que destinamos para enfrentar el incendio en Sagrada Familia. Es un incendio que ha afectado bosque natural, nativo y bosques plantados en un relieve complejo con condiciones climáticas adversas. Otro incendio importante en la Región del Maule es el de Villa Baviera, que en gran medida está en proceso de control pero también con una situación climática adversa que lo hace difícil de controlar”, explicó Luis Carrasco.